¿Cerrará tu negocio antes del quinto año?

Porque según el estudio que leas, entre el 60% y el 90% terminarán así.

Planazo.

Esa es una pregunta que casi ningún emprendedor quiere que le hagas.

Tampoco mencionar el coste de cerrar la empresa. Su empresa.

Y otras.

Arreglo puede tener, pero quiero que veas lo que sucede de forma habitual con un ejemplo.

Me pasó hace unos días.

Algo bien cercano.

Tomando unas cañas un amigo me dijo que tenía un huerto, pero que no le crecía nada. Ni las malas hierbas. Yo, de huertos poco, pero que no crezca nada ya es raro, así que le pregunté:

Tú que el único campo que has visto es La Romareda, ¿me dices que tienes un huerto?

– Si, quiero coger mis propios tomates, judías …

Ya puedes imaginar cómo fue la conversación. Se fliparía viendo algún huerto urbano, pensó a lo grande, ecologismo, una cosa llevó a la otra …

Total, que alquiló un huerto municipal. Veintiséis euros al mes, siembres o no. Eso sí, el riego y los materiales están incluidos.

Unos meses después volví a sacar el tema.

Entonces el problema era:

La época del año

Se hace de noche enseguida

Voy poco

¿Resultado?

Diez meses de alquiler a 26€ al mes para un total de gasto de 260€ más lo que plantó, que ni sabía lo que le había costado. Tampoco es imprescindible visto lo visto.

Ruina.

Camino de Mercadona de nuevo.

La solución vino dejando de pagar, pero una cosa es un huerto y otra un negocio que te da de comer.

Igual algo de esto lo has vivido:

Si tus amigos dicen que no te encuentran en Google.

Si eres un Diógenes digital y todavía no sabes para que has comprado tantas cosas.

Si vendes pero no eres rentable.

Si te entregan Powerpoints poco o nada ejecutables.

Si te da vergüenza enseñar tu web con tus servicios.

Si escuchas términos en otros idiomas y quieres que nos riamos de ello. En castellano, eso sí.

Si te marean comerciales con productos que ni conoces, ni entiendes.

Si te han ofrecido:

  • Hacer anuncios en Facebook y no sabes por qué. Lo mismo con Google, LinkedIn y otros que ni conoces.
  • Tener un plan Social Media y es la primera vez que lo oyes.
  • Hacer tu web en Magento, Prestashop y ahora la moda de Shopify (pasa al siguiente punto si no sabes qué es esto).
  • Tener un Community Manager para las redes y te suena a chino.
  • Hablando de chinos, si te han propuesto vender en marketplaces como Aliexpress y ni papa de lo que es.

O soluciones que no entiendes.

También suceden estas cosas, muchas rocambolescas, pero doy fe que las he visto:

Si tienes un socio que te roba o lo intuyes.

Si tu socio se está muriendo o se ha ido a Brasil para siempre.

Si no quieres que tu hij@ herede la empresa porque se pule tu dinero en fiestas y drogas.

Si crees que tu esposa o esposo te la está pegando y encima tendrás que darle el 50% de la empresa.

Si tu socio es gilipollas y quieres saber lidiar con él y no se lo has dicho. Y quieres saber cómo hacerlo.

Si quieres saber qué relación hay entre las plantas y los negocios.

¿Y entre la Fórmula 1 y el Dakar? Bueno, el Dakar donde se celebre, que ya no lo tengo claro.

Si quieres conocer la realidad de los negocios que te están ocultando deliberadamente.

Si no tienes mucho tiempo, yo me encargo de sugerirte cosas de interés por mail. Para mayor complejidad cobro.

Por cierto, «El horticultor autosuficiente» le hubiera dado unas pautas cojonudas a mi amigo, pero no se lo leyó.

Drogas, dinero, muertes y cuernos.

Menudo cóctel.

Si quieres saber qué hacer en estas circunstancias y otras, suscríbete.

Si cambias de opinión, te borras.

Es gratis.

.