Todo empezó con una duda …

¿Por qué hay personas, que aun teniendo negocios desde hace muchos años, tienen serias dificultades para conocer y elegir las mejores opciones para conseguir clientes a través de internet?

Están demasiado metidos en el día a día de su negocio.

Esa es lo que más veo.

Y lejos de pensar que son torpes o incluso que tienen demasiada edad para estos temas, suelen ser personas muy abiertas y dispuestas, pero que la inercia del día a día les ha dejado fuera de combate tecnológico.

Transformo las visitas que llegan a tu web en clientes a través del correo electrónico.

Mientras duermes incluso.

Me llamo Jorge Alastuey y eso es lo que hago.

Esto es relevante

Tener una web y que sea algo más que un bonito cuadro es importante. Al menos que tus futuros clientes pasen por ella y no piensen que están en un museo.

Que sirva para que quieran comprarte.

Que sea algo que prepares una vez y que funcione de forma indefinida también es importante para tu negocio.

Que no toques la parte más técnica y que valga para todo tipo de negocios, que aunque no tengan web, quieran hacerlo.

¡Espera!

Hay más. Mucho más. Pero esta página sería interminable.

Lo que he hecho ha sido trocearlo y explicarlo en unos pocos mails, en un lenguaje entendible, si tienes entre 12 y 100 años, y que podrás leer cuando más tranquilidad tengas.

De noche, de día o al madrugar. Da lo mismo.

Conocer todo lo que puede dar de sí un servicio como este, que traerá clientes filtrados a tu negocio, es lo importante.

Dejando tu correo electrónico aquí abajo.

.

La simplicidad de las cosas permite entenderlas y luego evaluarlas.

Mejor recordarlo.

Este ejemplo de aquí abajo podría ilustrar esto que te estoy contando.

Vender muebles es algo que requiere tiempo. No me refiero a ir a IKEA y cargar. Para eso no hace falta mucho.

Me refiero a hacer algo a medida y que no sobresalga nada por ningún lado. Que entres en la habitación y pienses:

¡Ohhhhh!

Pero claro, para hacer eso hace falta mucha información. Hay dudas de todo tipo.

Colores, manetas, tipos de puerta, cristales, cortinillas, iluminación interior, maderas, distribución, baldas, acabado, cajones, precios …

Todo esto está en la mente de tu cliente, pero no lo suelta así como así.

Piensa en tu negocio ahora. Piensa en todas veces que te han preguntado las mismas cosas.

Y también sabes que es difícil responder a todo eso de forma eficiente y rápida a través de una web. Prueba de ello podrían ser las ventas que llegan por ahí.

En este punto suelen suceder dos cosas: no haces nada y atribuyes a la suerte que te contacten si tienen dudas o le pones un cajón virtual en la frente a tus visitas para que rellene su correo electrónico y probablemente no lo uses nunca.

Luego hay quienes piden el correo electrónico y lo utilizan muy bien para que cuando llame el cliente, la venta esté casi hecha. Que estén tan desactivadas las dudas, que solo falte pedir una cita para decidir la forma de pago.

La simplicidad de las cosas y que sean entendibles por cualquiera permite hacer cosas. Y que esas cosas generen ventas. Y que lo hagan mientras te dedicas a tus quehaceres diarios.

Que no sea un obstáculo la tecnología por lo menos.

Yo uso el correo electrónico para hacerlo. Algo que todos tenemos y usamos cada día (lo más relevante de todo).

Si quieres saber más, deja aquí abajo tu correo. Es gratis, me permite extenderme un poco más y lo puedes leer cuando quieras.

.

Hay quien me contacta directamente. Si es tu caso puedes hacerlo aquí.

Quien soy

Algunos textos que he enviado