Ayer terminamos un viaje que ha durado 16 años

Ayer terminamos de ver House, la serie de televisión.

Hemos tardado 16 años. Por el medio ha habido muchas cosas. Cosas que nos han cambiado como personas. El nacimiento de nuestros hijos sobre todo. Pero hay mucho más.

Echa la vista atrás.

177 episodios en los que la sátira y el sarcasmo de un único personaje nos han tenido pegados a la pantalla. Me encantan estos personajes. Walter White (Breaking Bad) o Rust Cohle (True Detective) son otra muestra.

En House trabajaron alrededor de mil personas. Y sólo veíamos a seis o siete el 90% del tiempo.

Ese aproximado 10% restante eran los pacientes y alguno que caía por ahí.

Para quien no lo sepa, la serie trata de un centro de diagnóstico médico, gobernado por el Doctor House. Casos para los que no encuentran solución o han caído en ese hospital y acaban en las manos del doctor y su equipo.

En el transcurso de los episodios las pruebas que se hacen son muchas. Incluso algunas son imposibles de olvidar, plasmaféresis, así como los posibles diagnósticos, lupus, a la cabeza.

Todos los diagnósticos salen de las pruebas que se hacen, lo cual muchas veces y después de ver un episodio me lleva a pensar en los motivos por los que se hace esto con nuestra vida, pero no tanto con nuestros negocios. Curioso.

Entendiendo que el dolor o el daño lo sufres tú, ¿por qué es tan complicado plantearlo con tu sustento?

En muy poco tiempo se puede tener un diagnóstico inicial. Muy inicial. Pero que te pone sobre la pista de problemas mayores. Y ahí se pueden tomar mejores decisiones o al menos tener una visión más amplia de la situación. Lo de hacer ya es cosa de cada uno.

Si me dejas tu mail te enviaré unos correos en los que explico porque muchas empresas no usan el correo electrónico para vender y lo que pierden con ello.

Ideas seguro que te llevas y es gratis.

.