Esta página es absolutamente necesaria para ti y para mí.

Dime si me equivoco.

Cuando alguien tiene un problema, como todo en la vida, busca soluciones. Buscar soluciones se ha convertido en algo necesario.

Tienes ganas de ir al baño, vas.

Tienes ganas de comerte un croissant, comes.

Tienes ganas de leer, lees.

Tienes ganas de escribir, escribes.

Tiene ganas de cambiar de móvil, cambias.

Y así con todo.

¿Seguro?

Bueno. La definición de problema es clara, pero a la vez ambigua. Me explico.

Según la RAE, problema puede ser:

  1. Cuestión que se trata de aclarar.
  2. Proposición o dificultad de solución dudosa.
  3. Conjunto de hechos o circunstancias que dificultan la consecución de algún fin.
  4. Disgusto, preocupación. Mi hijo solo da problemas.
  5. Planteamiento de una situación cuya respuesta desconocida debe obtenerse a través de métodos científicos.

Esto es correcto.

La cosa se empieza a torcer cuando no sabes qué quieres o tienes que solucionar.

Andanda.

Cuando alguien llega hasta aquí cree que sabe lo que necesita. Ojo, que puede ser que sí, pero rara vez lo que alguien puede ofrecer como solución coincide con lo que necesitas para solucionar el problema. Tu problema.

Yo escribo. Escribo para solucionar problemas de ventas. Hago más cosas pero quédate con esto.

De todo lo que se puede ver en la página de Mis Servicios, seguro que hay algo que pueda serte útil, pero antes de que veas lo que hay si no lo has visto ya, que sepas que igual lo que buscas no está.

Hay tantas cosas sobre las que se puede escribir para vender, que mi página de servicios sería eterna. De ahí que haya creado esta para que lo tengas en cuenta.

Dicho esto no quiero olvidarme de los ejemplos que ves arriba. Todo son cosas tangibles.

¿Quién no sabe si tiene que ir al baño si necesita ir al baño?

Eso es fácil.

¿Quién sabe lo que necesita para vender más?

Ahí la respuesta se puede complicar mucho más.

Y precisamente, para encontrar posibles soluciones a los problemas, es necesario hacer preguntas. Muchas preguntas.

Esa es mi propuesta desde aquí. Que hablemos y veamos si hay algún tipo de sinergia.

Y si no la hay solamente habrás «perdido» unos minutos.

¿Quieres salir de dudas? Hoy es gratis.