Si entramos en Google buscando respuestas


¿por qué salimos, tantas veces, con más dudas de las que teníamos antes de entrar?

Una cosa está clara, saber la edad de una actriz o un futbolista es fácil para el buscador, pero cuando no lo tiene claro la cosa se complica.

Cuando quieres vender más, por internet o en la puerta de tu negocio, seguro que buscas opciones en Google. Todos lo hemos hecho. Y tiene una entrada tan inmensa al conocimiento, que no sería lógico que la desprovecháramos.

Pero también sabemos que atravesar esa puerta implica entrar en un mundo bastante desconocido, a la par que amplio, que lejos de darte soluciones claras te puede aportar muchas dudas. Seguro que recuerdas esos momentos.

Además, esa complicación, lejos de resolverla eficazmente, te la traslada a ti.

Millones de páginas que intentan dar respuesta y que Google debe interpretar y colocar por ahí.

Y ya tenemos el lío montado.

Ese es el motivo de ser claro en lo que hago, para que lo entienda cualquier persona que pase por aquí, y evitar ser como Google.

Transformo las visitas de tu web en ventas a través del correo electrónico.

Visitas
Web
Mails
Ventas

Y a lo largo de esta página te voy a explicar cómo lo hago.

Hace un tiempo iba a un carnicero. Mientras compraba teníamos la típica conversación que no va a ningún lado. El tiempo, el fútbol …

Sabes de lo que hablo.

Un día me preguntó por el trabajo y eso derivó en lo que hacía: asesoría en temas de marketing y negocio, sobre todo por internet.

(Si en una conversación mezclas internet y marketing, rápidamente te dicen que conocen a alguien que tiene una idea de negocio por internet. O incluso esa misma persona. Curioso.)

Tiempo le faltó para decirme que quería hacer una web. La conversación derivó en lo siguiente:

¿Para qué quieres una web?

Para vender por internet.

¿Ofreces servicio a domicilio?

De momento no, pero lo he pensado alguna vez.

¿Y pedidos por teléfono?

Si estoy atendiendo, no. No me da la vida.

¿Qué te impide hacerlo?

El tiempo. Y que estoy solo.

¿Quieres hacerlo en menos de 2 minutos?

El carnicero, perplejo, dijo que sí.

Saca un papel un poco grande, boli y tu número de teléfono.

En menos de 2 minutos escribió su número de teléfono y puso esto que le dije:

¿Te gusta hacer cola para comprar? Supongo que como a mí, poca.

Haz tus pedidos a través de Whatsapp.

Se dibujó el logo, como se pudo, de Whatsapp y lo pegó en la pared trasera, en medio.

En unas semanas tuvo que contratar para cubrir su demanda.

Te cuento esto, porque muchas veces nos embarcamos en proyectos, ya no solo caros, sino largos en el tiempo.

Y mientras buscamos soluciones globales, tenemos enfrente nuestra soluciones sencillas, muy enfocadas y cortas de ejecución en el tiempo, que nos mostrarán un camino por el que ir sin hacer inversiones astronómicas antes de empezar a ver resultados.

Por eso hago esto, claro y conciso.

Transformo las visitas de tu web en ventas a través del correo electrónico.

Ni webs, ni buscadores, ni posicionamiento en Google, ni publicidad, ni redes sociales …

Haciendo consultorías también he hecho lo arriba mencionado, pero hoy me centro aquí. El foco es fundamental para ver resultados.

TODO ESTO APORTA EL SERVICIO

Llegan a la web. Ven un mensaje diferente. Se suscriben. Nos conocen. Van resolviendo sus dudas. Llaman para visitarnos. Eso es básicamente lo que se hace. Y funciona para todos los sectores.
Quieren comprar una cocina. Entran en la web. Ven un mensaje interesante. Se suscriben. Reciben mails. Les hablas del momento en el que están. Les resuelves dudas. Les asesoras antes de que te llamen. Te contactan.
Filtras a tus clientes. Optimizas tu tiempo. Tan sencillo como eso.
Cercanía. Eso es lo que notan quienes te leen. Nada de mails enlatados sin personalidad. Son negocios entre personas, no entre robots. Y esto es diferencial a tope respecto a tu competencia.
Un sistema que trabaja por ti cada día. Una y otra vez. Que se puede engrasar con el tiempo y la experiencia.
La inversión se hace una vez, que es una buena forma de saber si algo funciona sin invertir inmensas cantidades de dinero.
Interesante para quienes se pelean con la tecnología, ya que me encargo de montarlo técnicamente y sin que te veas en nada. Y si necesito algo, te lo pido. No tocas, no rompes.
Sólo con las conversaciones que tienes cada día con los clientes hay material suficiente para rebatir todas sus objeciones. Y eso se utiliza en los mails para desarmarlas antes de que te llamen para concretar una cita.
¿Cuándo recibes un mail te dan ganas de mandarlo a la basura? Lógico. Parecen escaparates de tiendas. Lo que te mostraré será una forma de hacerlo para que tus futuros clientes abran tus correos y que se utiliza cada día, aunque no te hayas dado cuenta. Y ese es el primer paso para que lleguen ventas. Que abran tus correos.
Funciona las 24 horas del día, por lo que puedes recibir mails de tus clientes mientras duermes. Suena pedante, pero la tecnología lo permite y hay que aprovecharla para estas cosas. Y lo hago yo si te da urticaria la tecnología.
Esto incluye ventas o cerrar visitas. Y con menos dudas de las que tendrían si te escribieran o llamaran por primera vez. No es de locos decir que los contactos que llegan tienen muchas menos dudas y están en un momento de la compra mucho más avanzado. Porque les resuelves las dudas que ya conoces en los emails.
La comunicación por mail tiene algo que se olvida muchas veces. Quien la recibe la puede consumir cuando quiera. Y comentarlo o compartirlo. Luego te contacta, pero lejos de ser pesado, con muchas menos dudas. Y eso tiene valor.
En marketing hay algo llamado el «viaje del usuario». Los puntos por los que pasa una persona desde que te conoce hasta que te recomienda. Esto comienza en esa primera parte, la más complicada de traer clientes.
¿Cómo traes clientes a tu negocio? Sin duda lo más complicado. Aquí tienes una forma de hacerlo, que trabajas una vez y funciona en piloto automático.
Tener un comercial que trabaje las 24 horas del día.
Quizás esa sea la mejor definición del servicio.

Si tienes comerciales bien sabrás de lo que te hablo.
Cuando consultas las páginas de tu competencia verás que todas tienen mensaje enlatados y poco trabajados. Cosas reales que no dudo, pero que se repiten en todas las webs que visitamos y eso te hace parecer igual que los demás. Si hacerlo diferente es diferencial, hacerlo por correo yendo a la «casa» de tu futuro cliente es mucho más potente y persuasivo.
Lo interesante es hacer inversiones poco a poco y con un coste cerrado. Y eso te permite saber cual ha sido la rentabilidad. Luego ya puedes hacer otro tipo de inversiones.
El retorno de lo que se invierte es claro. No hay humareda aspiracional marquetiniana que invite a lo contrario. Esto se invierte. Esto se gana.
Levantarse por la mañana con peticiones de atención o compras será habitual, no porque lo diga yo, sino porque lo que sea que vendas estará trabajando por ti mientras duermes. 24 horas al día. Recalco mucho esto de las 24 horas. Internet tiene cosas buenas y malas, pero esta es de lejos una de las mejores en las que invertir.
Trabajar con correo electrónico requiere decisión y apertura de mente, cosa que por otra parte está empezando a calar en las empresas. Una buena experiencia inicial es fundamental y no hay que ser Telefónica ni BBVA para que tus clientes la tengan.
Aunque luego lo comento con una pregunta que me hicieron, y que es recurrente, sí, esto vale para escribir también en webs.
Casi todas las visitas que llegan a tu web se irán sin hacer nada.

Con este servicio les pondremos en su cara que podemos acompañarles y disminuir la fricción. A poco que consigamos ya será un éxito.

Dicen los estudios que de cada 100 personas que llega a tu sitio, más de 95 se van sin volver. Entre tú y yo, mejorar esto seguro que es interesante.
Trabajo con pocos clientes a la vez. No puedo aceptar encargos que mermen los resultados finales. He sido testigo de lo complicado que es trabajar con muchos clientes cada día. No lo recomiendo para ti ni para mi.
Atender por teléfono a tus clientes está bien. Tenerlos 24 horas ofreciendo información relevante también.
Te diferenciarás respecto a tu competencia, porque pocos le dedican el cariño y la inversión necesaria de forma inicial, que es el momento crítico para captar el interés real de un cliente, para que te elijan a ti y no a tu competencia.
Y hablando de competencia, sabes que quien busca comprar algo mira en varios sitios, y lo que perciban como diferencial, sea bueno o malo, ayuda a tomar decisiones, contratando un servicio u otro.
La razón por la que con una única inversión, acotada en precio y tiempo, te permitirá tener una fuente de contactos real las 24 horas del día.
Una inversión asequible para cualquier negocio que quiere probar a vender por internet. Puedes pedir presupuestos por ahí.

El servicio cuesta 600€ + IVA

Rellena este formulario de contacto y hablamos antes de hacer nada.

Responsable: Jorge Alastuey. 

Finalidad: Gestión y resolución de dudas.

Legitimación: Ejecución de la relación comercial o contractual entre ambas partes, así como el consentimiento solicitado en este momento para el envío de información. 

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la Política de Privacidad.

Preguntas, con respuesta, que han llegado en algún momento a mi buzón de correo y que pueden ayudarte.

¿Podrás asesorarme en temas de marketing?

Tengo años de experiencia tocando muchos frentes que seguro conoces e incluso has pensado en contratar o hacerlos por tu cuenta: redes sociales, publicidad, posicionamiento …

No sé si es suerte o no, pero soy muy curioso y me gusta estar al día en estos temas. Así que podrás preguntarme lo que quieras.

Lo de trabajar como consultor también ha ayudado a tener cierto criterio.

¿Trabajas con presupuestos?

Esta pregunta me llevó a confusión, pero se refería a si trabajo los textos de un presupuesto para ayudar en el cierre de la venta. La respuesta es sí.

Si como yo pensabas en la pregunta de otra forma, la respuesta también es si.

¿Escribes webs?

Hoy no, pero estoy abierto a que me contacte la gente con propuestas indecentes.

¿Haces onboardings?

Lo mismo que las webs. Los puedo hacer. Cuéntame más si te interesa.

(Palabra rara. Algo así como preparar a tus empleados o clientes cuando llegan por primera vez a tu web, app o empresa. Que vaya habiendo poca fricción. Cuando llega alguien por primera vez a tu sitio web todo puede convertirse en un mundo. Esto facilita este trabajo y es vital, sobre todo en aplicaciones móviles)

Soy una persona muy ocupada.

Eso no puedo discutirlo, pero el trabajo inicial es importante hacerlo de forma conjunta. Luego me toca a mi trabajar en la sombra.

Tendremos una reunión inicial donde me hablas de tu negocio y de tu cliente (esto es imprescindible trabajarlo bien)

¿Vale para todo tipo de negocios?

Sí, aunque hay que ver cada caso. Pero para todos los negocios hay cabida. Contáctame y hablamos.

¿Cómo funciona esto?

Trato de ser lo más claro posible pero es evidente que resolver todas las dudas a veces no es fácil. Se trata de trabajar las habituales y filtrar a los clientes.

Por eso hay quien me pregunta cómo funciona esto. Te lo explico rápido.

  1. Me contactas
  2. Hablamos
  3. Cerramos un acuerdo
  4. Hablamos de tu negocio y tu cliente
  5. Trabajo los textos
  6. Hablamos de nuevo
  7. Estamos conformes
  8. Preparamos la parte técnica
  9. Se ve en tu web
  10. Se suscriben
  11. Recibe un correo
  12. Recibe otro correo
  13. Te contactan
  14. Vendes

*Vemos en 2 meses la situación.

Eso es básicamente. Desde el punto 10 se repite de forma indefinida.

¿No estaré molestando con tantos correos?

La pregunta del millón. Por las veces que me preguntan.

Cuando una persona tiene interés en algo, lee lo que sea. Hablo de interés real.

Nadie se suscribe en una web de un vendedor de cocinas si no tiene interés en comprar una cocina. Interés real, insisto. Aplícalo a tu negocio y dime si no es cierto.

¿Habrá quién se suscriba por curiosidad?

Seguro, pero antes ha tenido que entrar en una web de su interés. Luego ya estamos filtrando futuros clientes.

¿Y si no llegan visitas a mi web?

Cómo llegan los clientes a tu web es importante. Y si no llegaran, se podría trabajar para que lleguen, pero eso lo trabaja un tipo de profesional diferente. Por suerte me manejo con muchos especialistas y eso que me permite tener opinión.

*Presupuesto aparte.

¿Cuántas visitas tiene que llegar a mi web para que esto pueda funcionar?

Al menos 500 visitas al mes.

Aunque en realidad lo importante es que vamos a poner medios para que esas visitas, sean 500 o 5, sean de personas interesadas de verdad. Y eso lo hacemos filtrándolos mediante los correos.

Si se sucriben 20 en 2 meses, que de esos salgan varias ventas. Esa es la idea. Pero cada sector es un mundo y tiene sus procesos.

Como término medio y por aclarar algunos conceptos, la tasa media de *conversión en un sitio web en España está entre el 1% y el 3%.

Si no sabes cómo mirar tus visitas, me lo dices y lo compruebo rápido. Si técnicamente puedo hacerlo. Si alguna herramienta de analítica web está instalada. Google Analytics por ejemplo.

*Una conversión es cuando ocurre una acción clave para tu negocio. Cuando alguien deja de ser un mero visitante y pasa a tener más interés en lo que propones. Por ejemplo alguien compra, te contacta, se suscribe …

Esto de la tecnología no es para mi.

Perfecto. Porque me encargo de montarlo todo si quieres.

¿Cuánto cuesta esto?

De forma inicial el servicio cuesta 600€ más IVA. Eso incluye la reunión inicial contigo, virtual o física, comunicación por mail para dudas y todo lo necesario si nos atascamos en algún paso.

¿Cuánto tardas en tenerlo todo preparado?

Depende de la carga de trabajo que tenga en ese momento. Los mails pueden ser escritos rápido o lento y no lo puedo decir con exactitud. Piensa que en pocas semanas estará todo listo. Cuando me contactes podré hablarte de fechas reales.

Necesito privacidad.

Por supuesto, voy a respetar tu privacidad, nadie sabrá que estoy trabajando contigo ni tengo la menor intención de exhibirte.

Facilítame un contrato de privacidad y te lo firmo sin problemas.

¿Qué es exactamente lo que tendré que hacer yo?

Cuando hayamos cerrado el acuerdo nos reuniremos, virtual o físicamente. En esa primera reunión, de unos 30 minutos, te contaré todo el proceso y te daré acceso a un documento para que rellenes algunas cosa relacionadas con tu negocio y tu cliente tipo. Esto es imprescindible tenerlo bien claro.

Con esa información completada y leída por mi parte tendremos una segunda reunión de unos 60 minutos donde hablaremos tanto de tu negocio y tu cliente tipo. Si, por segunda vez hablaremos de los mismo que hay en el documento, de forma más distendida.

Cuando haya terminado la redacción de los textos te los mostraré para explicarte el porqué de ellos. Me gusta hacer una pequeña reuniñon de unos 30 mintuos para cerrar las dudas que puedas tener.

Eso es a grosso modo el tiempo, de forma orientativa, que vas a dedicarle. Claro que siempre podrás consultarme lo que quieras.

¿Cómo se paga el servicio?

Tarjeta o Transferencia.

Antes de comenzar a trabajar.

El montante no es muy grande, pero he tenido algunas malas experiencias que me han trastocado la tesorería, y no me gustaría volver a vivirlas. Si tienes objeciones, soy todo oídos. Todo es mejorable.

¿Tu servicio es aplicable en cualquier parte del mundo?

Si.

El servicio cuesta 600€ + IVA

Rellena este formulario de contacto y hablamos antes de hacer nada.

Responsable: Jorge Alastuey. 

Finalidad: Gestión y resolución de dudas.

Legitimación: Ejecución de la relación comercial o contractual entre ambas partes, así como el consentimiento solicitado en este momento para el envío de información. 

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la Política de Privacidad.

Quizás hayas llegado hasta aquí sin pasar por mi página de inicio. No pasa nada, claro.

Te comento que cuento historias, relacionadas con lo que acabas de leer, cada pocos días en tu correo.

Siempre tendrás algo que leer y seguro que te aporta para conseguir clientes.

Y gratis dejando tu mail aquí abajo.

.