⚠️ La realidad, que no te han contado, sobre los objetivos SMART

Si has venido buscando la panacea de los objetivos SMART ya puedes abandonar el post. 

En cambio, si te quedas, y en unas pocas palabras, sabrás porque no valen para nada. De ti depende.

La teoría de los gurús dice que que deben ser: específicos, medibles, alcanzables, relevantes y en el tiempo. 

Ahora te pregunto: ¿Qué pasa cuando te planteas perder 10 kilos? Puedes poner 3 ó 50. No cambia nada.

Pues que cuando llegas, te aplaudes a ti mismo. Y ahí empieza el momento en el que empiezas a subir. Lo mismo que el éxtasis de haber acabado una maratón. Te vas a casa. ¿Y ahora qué?

Eso no debe ser un objetivo serio. En mi opinión, otra de gurú, yo me plantearías comer bien, para tener una vida más sana. Haciéndolo, irremediablemente perderás peso.

Irremediablemente. 

Y esto se hace teniendo sistemas.

Además de lo de comer bien, te cuento dos más.

Objetivos SMART ejemplos (para el SEO 😁)

Joan Boluda, el gurú de guruses del marketing, lluvia o nieve, esté griposo o ingresado, graba un podcast de lunes a viernes. Pase lo que pase. Cinco personas tiene en soporte hoy. ¡En 2013 no le conocía ni dios y está estupendo!

Isra Bravo, el gurú del copywriting. Escribe un mail diario a toda su lista de suscriptores. De lunes a domingo, pase lo que pase. Y eso, en el tiempo, tiene consecuencias. Y buenas. 

Estos dos venden. Y mucho.

Te dejo un libro sencillo y ameno en el que habla del tema Scott Adams. Aquí abajo, en la galleta.

Galleta y Objetivos Smart

No hace falta que compartas nada de esto, ni en tu mente, ni en RRSS. Es mi opinión y es como los culos. Hay de todas clases y colores. 

En cambio, si te han chorreado la pasta supuestas agencias/consultoras cambiavidas, puedes apuntarte a mi lista de correo, con inicio y fin, que lo mismo te aporta algo diferente.

Igual no.

A saber.

Te dejo dos ejemplos por aquí de lo que hay en esa lista.