Una historia publicitaria personal de altos vuelos en carreteras secundarias

Quería hablar un día de publicidad y no encontraba un buen momento. Hasta hoy, que he recordado una historia de hace 20 años de mucho papel y altos vuelos.

Al final hablamos.

Hace 20 años en una carretera secundaria del país …

Conducir con cazadora es algo asqueroso, entre el cinturón, el tamaño del abrigo y el traje, parecía una matrioska. Pero como hacía frío había que llevarla cuando visitábamos a los clientes. Aparte de dar imagen de vendefantas, claro.

Luego entenderás motivos por los que te cuento esto. Confía.

Vendíamos publicidad. Era el año 2001. Facebook no existía, se lanzó en 2004, y Google Ads se lanzó a finales de 2000. Por poner en contexto.

La idea era la siguiente:

Había una guía que funcionaba muy bien por el sur de España. Supuestamente.

La Guía Azul, que bautizamos como La Guía Fool.

Era una especie de páginas amarillas pero con anuncios más grandes que una simple línea. Además era de color fool. Muy original todo.

Cuartos de página, medias páginas, páginas enteras y contraportada. Como cuando vas a la pollería.

El equipo de vendedores fuimos por buena parte del territorio aragonés tratando de vender anuncios.

Íbamos con nuestras guías de muestra de otras localidades para que los anunciantes vieran que eso era real.

En una de aquellas, en una carretera nacional, salimos de ver a un futuro cliente. ¡Éramos optimistas, por dios!

Era una nave entre localidades. Casi en medio de la nada.

Antes de quitarme el abrigo deposité mi carpeta, la de los contratos millonarios, encima del coche.

Me quité el abrigó y subí al coche.

Arrancamos.

Nos incorporamos a la carretera rumbo al siguiente contrato, cuando unos metros más adelante vi por el retrovisor una lluvia de papeles que inundaron todo el espacio.

Fuegos artificiales de papeles.

Mis millones volando.

¡Para copón! ¡Se están volando los millones!

Menudo panorama.

Los millones, entre mojados, manchados y pisados. Y un gili bajándose del coche detrás de ellos como si fueran gallinas corriendo por el corral.

La Guía Fool nunca salió a la luz. Cada uno nos fuimos a nuestra casa y a otras cosas.

2001

Antes del 11S

Hoy la publicidad la gobiernan Facebook y Google. Sólo 20 años después.

La de millones que les entran y entrarán. Los ingresos por publicidad de Facebook crecieron un 46% hasta los 25.440 millones de dólares en el primer trimestre de 2021. Poca broma.

Esa publicidad, cada día más usada, permite conseguir ventas. Bien usada, claro.

Esa publicidad, mal usada, genera beneficios, pero a los de siempre.

Y es algo que hay que conocer.

Si conoces la rentabilidad de tu producto o servicio sabes si es rentable o no, pero si te mueves en ambientes inciertos, sin mucho foco, ofrecerás tu dinero a cambio de agujeros.

Es algo en lo que se suele invertir poco tiempo. En estudiarlo.

Vender muñequitos de 10€ con un margen del 20% y una inversión de 2€ para conseguir una venta no parece muy rentable. Piensa en tu servicio o tu producto ahora. O el de tus clientes si los tienes.

Porque si lanzas y ves que no funciona, puedes saber cosas. Pero si lanzas y no analizas … ya tal.

La publicidad puede ser muy rentable para unos y ruinosa para otros. Y aunque se haga bien, puede que tu mercado no acepte lo que ofreces.

Por eso mejor conocer.

Si me dejas tu mail te enviaré unos correos en los que explico porque muchas empresas no usan el correo electrónico para vender y lo que pierden con ello.

Ideas seguro que te llevas y es gratis.

.